Europa, El negocio de la deuda.

G.6-Bandera-Unión-Europea

A el sionismo que a creado Europa para controlar a los países del viejo continente se le a caído la careta de manera tonta y estúpida con una Grecia que lo a puesto en evidencia. Dejando claro cual es el fin de la Unión Europea que no es otro que el mercado de la deuda a nivel nacional, sin importar los ciudadanos y tener un limite moral ni ético.  Lo gracioso de todo esto es que en las logias todos aquellos que han entrado con falsas esperanzas y ideas se han encontrado de bruces con la realidad y ahora actual a la desesperada creando una desestabilidad dentro de estas organizaciones mafiosas que son dirigidas desde las cúpulas sionistas para controlar las naciones que son esclavizadas mediante la deuda.  Si no la pregunta es muy sencilla ¿por que Bruselas dejo permitir o hizo la vista gorda ante el elevado endeudamientos de sus países?

El Eurogrupo (los ministros de Finanzas de los países de la Eurozona) no ve ninguna razón para iniciar las negociaciones sobre el tercer paquete de ayuda a Grecia hasta que el país helénico emprenda reformas estructurales y fortalezca su sistema financiero, según recoge las agencias una declaración previa sobre los resultados de la reunión ministerial en Bruselas.

Para comenzar estas negociaciones, los ministros ponen como condición que Grecia mejore sus sistemas de IVA y de pensiones, amplíe su base fiscal y mejore el funcionamiento de su agencia de estadísticas, segúnReuters.

El documento previo del Eurogrupo asimismo reza que no puede haber ningún tipo de descuento sobre la deuda griega, informa RIA Novosti.

La reunión de los ministros de Finanzas de la UE sobre el nuevo paquete de propuestas de Grecia ha terminado este sábado sin que se haya tomado una decisión definitiva.

Las propuestas griegas, aprobadas por su Parlamento, consisten, en parte, en aplicar grandes recortes, reformar el sistema de pensiones y poner fin a la jubilación anticipada en el país, así como aumentar los impuestos a cambio de un plan de rescate de tres años y el “ajuste de la deuda”.

Ultimátum y provocación a Grecia

Según informa la BBC, en la cumbre de emergencia de jefes de Estado y de Gobierno que se celebra este domingo en Bruselas se ha alcanzado unprincipio de acuerdo para la concesión de un tercer rescate a Grecia que oscilaría entre los 82.000 y los 86.000 millones de euros.

Los ministros de la zona euro dieron a Grecia hasta el miércoles para aprobar nuevas leyes como condición para abrir negociaciones sobre un plan de rescate que Atenas necesita para evitar perder el acceso a la moneda común, dijo el domingo el ministro de Finanzas finlandés, Alexander Stubb.

Describiendo la propuesta conjunta que el Eurogrupo de ministros de Finanzas ha planteado a esta cumbre de líderes de la zona euro, Stubb dijo a los periodistas que había tres condiciones: “Número uno, tiene que aplicar leyes de aquí al 15 de julio. Número dos, duras condiciones, por ejemplo en reformas laborales y pensiones e IVA e impuestos. Y número tres, medidas bastante duras también por ejemplo en privatizaciones y fondos de privatización”, enumeraba Stubb.

“Y para nosotros lo más importante es que (…) todo este paquete tiene que ser aprobado tanto por el Gobierno griego como por el Parlamento griego y luego ya veremos”, ha rematado el ministro finlandés.

Poco después de conocerse estas condiciones, se ha hecho un receso en la reunión con el objetivo de que el primer ministro griego, Alexis Tsipras, hablase en una conversación aparte con sus homólogos alemán y francés y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Anteriormente, los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro advirtieron a Grecia de que no habrá una quita de su deuda y no descartaron una salida del euro si no se logra un acuerdo.

Público hace referencia al diario americano Politico, que ha tenido acceso al documento completo, en el que se enumera un total de doce condiciones a Grecia para asegurar su permanencia en el euro:

1. Aumento del IVA
2. Ampliación de las bases impositivas
3. Sostenibilidad del sistema de pensiones
4. Reformar el Código Civil
5. Garantizar por ley la independencia del ELSTAT (la oficina de estadística griega)
6. Plena aplicación de recortes de gasto automáticos
7. Cumplir la directiva sobre la recuperación bancaria
8. Tomar decisiones ejecutivas sobre los préstamos impagados
9. Privatizar el suministro de electricidad
10. Asegurar la independencia del ente privatizador TAIPED
11. Despolitizar la administración griega
12. Regreso de los hombres de negro de la Troika a Atenas (el texto la llama “las instituciones”

La pelea por el tercer rescate a Grecia fractura más la UE

Publica una magnífica crónica Pablo García en Eldiario.es de las últimas horas en el contencioso de Grecia con la UE a cuenta del tercer rescate. El Eurogrupo ha tenido diez reuniones informales de ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro en quince días y  terminó tocando la medianoche del sábado en Bruselas con las partes buscando un acuerdo definitivo sobre el tercer paquete de rescate a Grecia a cambio de reformas. Hubo mucha fricción durante la reunión que había arrancado a las 15:00 horas y que estuvo salpicaba de filtraciones interesadas -como un documento interno de Alemania pidiendo una salida temporal del euro que no se discutió en Bruselas- y de plantones por parte de algunos países -como Finlandia que alrededor de las 10 de la noche presentó su veto al acuerdo-. Finalmente las discusiones continuaron la mañana del domingo 12 de julio para dar paso luego a la cumbre de líderes que en esta ocasión está convocado todos los miembros de la Unión Europea, no solo el euro.

Todas las fuentes coinciden en que el Eurogrupo fue “largo, duro y tenso”. Las partes que se sientan a discutir ya no parecen ser Atenas, por un lado, contra los 18 gobiernos restantes con los que comparte divisa en la UE, sino que los acreedores se hallan profundamente divididos y polarizados. Algunos piden más a Grecia. A la cabeza de los duros, lógicamente Alemania y un actor inesperado: Finlandia, cuya intransigencia provocó momentos de tensión, según portavoces de varios gobiernos de la zona del euro.

Plantón finlandés

Alex Stubb, el ministro de Finanzas finlandés que tantas veces ha cargado –en reuniones, en los micrófonos, por Twitter- contra el Ejecutivo de izquierdas heleno, ha dado un paso más y estaría pidiendo directamente la salida del euro de Grecia ante la falta de confianza en las reformas y la negativa a aceptar un tercer paquete de ayuda. “Nos quedamos perplejos con esta salida de tono”, explica un representante de un país del Este desde el anonimato. Medios fineses informaban la noche del sábado 11 de julio sobre la soga que pendía sobre el Ejecutivo por la amenaza de ruptura de los Verdaderos Finlandeses, un partido ultraderechista y eurófobo. A la salida del encuentro, Stubb aseguró a los periodistas que se habían hecho “buenos progresos”.

La postura de Finlandia ha menguado, que no liquidado, las esperanzas de que Grecia siga en el euro. Varios portavoces del Gobierno griego se apresuraron a hablar de “chantaje” al calificar la intransigencia de Stubb en conversaciones con este medio. No se trata de una severidad novedosa la que emana del país más septentrional de la zona euro: en 2012, España tuvo que aportar una garantía de 770 millones para que el Ejecutivo de Helsinki –entonces gobernado por el centro-izquierda, hoy con ultras en la coalición- a cambio de la participación de este país en el rescate de más de 100.000 millones de euros a la banca española.

La estrategia de las filtraciones

Además de la salida de Stubb, otro momento de tensión se vivió con la filtración de un documento del Ministerio de Finanzas alemán por parte del Frankfurter Allgemeine Zeitung según el cual se avalaría la salida temporal de Grecia del euro durante cinco años.

Portavoces de varios países, entre ellos Francia, han desmentido que tal iniciativa se abordase durante la reunión del Eurogrupo. Dio igual: el documento corrió como la pólvora por toda la prensa internacional, que avivó el escenario de Grexit. En Grecia apuntan a una filtración interesada del ministro Wolfgang Schäuble. Según periodistas italianos citando fuentes del Ejecutivo transalpino, el primer ministro Matteo Renzi habría espetado a los duros que ya era suficiente: “Es tiempo de de dejar de humillar a los griegos y alcanzar definitivamente un acuerdo”.

El borrador que contempla los recortes a adoptar por Atenas –las prior actions, que afectan, entre otras cuestiones, a las pensiones- sufrió varios cambios durante la velada. Del bando alemán, que cuenta entre sus filas con Eslovaquia, Eslovenia y a una sorprendente Bélgica aparte de Finlandia, se hace hincapié en la “credibilidad” y de ahí emana la idea de que depositen una suerte de fianza.

Las necesidades de financiación se habrían fijado en 74.000 millones de euros en los próximos tres años, de los que solo 8.000 millones serían para relanzar la maltrecha economía griega: otros 25.000 millones serían para la recapitalización bancaria y el resto para hacer frente a los pagos de los acreedores. Esta subida en el volumen inicial de préstamos (Atenas había pedido 50.000 millones de euros pero para la troika son insuficientes ante el grave deterioro de la economía griega tras el corralito) también está acompañada de una petición de más recortes que los que acompañaban el plan de Tsipras que ya ajustaba la economía por valor de casi 13.000 millones de euros.

Los duros piden al parlamento ateniense, el Vouli, que legisle esta semana que entra las reformas, a ser posible el lunes. Schäuble cree que es la mejor manera de contentar a los portaestandartes –como él- de la austeridad. Además, el tiempo apremia ya que el 20 de julio vence el préstamo al BCE que marca el punto irreversible de la negociación y de la posible caída del sistema financiero heleno.

Del lado de los países flexibles incorporaron un nuevo fichaje: Holanda, cuyo ministro de Economía y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha sido un ariete contra el Gobierno de Syriza durante las últimas semanas. Junto a Países Bajos, Francia, Italia y España.

¿’Finexit’ a la vista?: Finlandia considera opciones para la salida de la zona euro

Finlandia está considerando posibles escenarios de su salida de la zona euro en el contexto de la crisis griega, dijo a un periódico alemán el secretario general de la alianza política europea de los euroescépticos (Europeans United for Democracy, EUD), Richard Byfalt.

“Los líderes políticos de Finlandia han declarado que el país se encuentra en el club equivocado”, afirma Byfalt, citado por ‘Deutsche Wirtschafts Nachrichten’.

El político hace referencia al trabajo de Vesa Kanniainen, profesor de Economía en la Universidad de Helsinki, y otros economistas y parlamentarios conocidos que recientemente han publicado un libro acerca de los posibles pasos para una salida finlandesa de la zona euro.

Byfalt dijo que en el futuro las autoridades seguramente rechazarán el proceso de integración dentro de la zona euro, ya que actualmente esta política no encuentra apoyo en la sociedad. “Creo que vamos a llegar pronto a ese punto”, aseguró.

Asimismo, el Gobierno finlandés se opone a la concesión de otro rescate a Grecia. Según Byfalt, las autoridades del país “tienen sus líneas rojas específicas” en su programa, que no tienen intención de cruzar.

Moscú: Rusia apoyará la reсuperación de la economía de Grecia.

Moscú apoyará la reсuperación de la economía de Grecia, ha informado el ministro ruso de Energía, Alexánder Nóvak.

Lo hará mediante suministros directos de materias primas energéticas al país, ha detallado Nóvak.

“La Federación de Rusia apoyará la recuperación de la economía griega ampliando la cooperación en el sector energético. Estamos analizando la posibilidad de empezar a suministrar materias primas energéticas de manera directa en el futuro más próximo”, ha comunicado el ministro, según recoge la agencia de noticias RIA Novosti.

Nóvak ha detallado que ya se está trabajando sobre la cuestión y que está programado que Moscú y Atenas lleguen a un acuerdo definitivo dentro de unas semanas.

Goldman Sachs, el secreto culpable de la crisis griega

Jaber George Jabbour, un ex-empleado de Goldman Sachs informó al Gobierno Griego en una carta formal que podrían “corregirse errores históricos de la deuda griega” si se investiga “el plan de Goldman Sachs para reducir su deuda pública”.

El banco de inversiones internacional Goldman Sachs, estuvo involucrado en el origen de la crisis griega al ayudar a esconder el déficit de las cuentas griegas en 2001 y 2002. Según Jaber, Goldman Sachs manipuló las cifras macroeconómicas, para asegurar que Grecia cumpliera, al menos aparentemente, las estrictas reglas de Maastricht para poder ser miembro de la zona Euro.

El exbanquero explicó que la manera en la que manipularon las cifras fue utilizando swaps, un tipo de contrato financiero por el cual dos partes se comprometen a intercambiar una serie de cantidades de dinero en el futuro, haciendo así que el volumen de la deuda griega disminuyera de manera drástica, y dando un beneficio a Goldman Sachs de 500 millones de dólares.

Los datos se conocen desde hace más de cinco años, pero el vicepresidente de Goldmans Sachs en Europa en el momento del fraude era Mario Draghi, actual presidente del Banco Central Europeo, por lo que gracias a su influencia logró que el escándalo fuera ignorado.

La carta reabre el debate dejando a Mario Draghi en muy mal lugar,dando al Gobierno de Grecia la oportunidad de iniciar acciones legales contra Goldman Sachs por las complejas y fraudulentas transacciones realizadas durante esa época. Las declaraciones de Jaber afirman que esto podría ayudar al Gobierno Griego a que le devolvieran parte de los 500 millones de dólares que la firma robó de las arcas griegas.

La noticia pone aún más en duda la última decisión del primer ministro Alexis Tsipras, de aceptar el abusivo acuerdo de austeridad en contra de su propio referéndum, solo para permanecer en el Euro y evitar la salida de la Unión Europea. Ya que pone de manifiesto claramente la existencia de un retorcido plan ejecutado por la banca internacional cuyo único propósito es saquear las cuentas del país heleno por medio del Euro, y que ha sido llevado al milímetro durante todos estos años, bajo el amparo de los burócratas europeos, quienes fueron los encargados de encubrir toda esta trama que llevó este país a la ruina.

Jaber también da a entender que Goldman Sachs realizó la misma operación con la deuda externa de otros países, por lo que podríamos estar hablando de una situación mucho más preocupante y de mayor envergadura.

Análisis: La posibilidad del golpe de Estado tecnocrático: Si Tsipras no firma hoy siempre habrá otro tecnócrata para presidir Grecia

Por Ana R. Cañil

“Es imposible negociar con ellos. Les hemos prestado 250.000 millones de euros y no los han sabido administrar. Es duro y no muy democrático, pero si no hay un acuerdo, quizá haya que recuperar la fórmula Berlusconi. Cuando la troika tuvo que plantarse y decir que con ese personaje, ni una palabra más. Recuperamos a Mario Monti al frente del Gobierno italiano. Esto está encima de la mesa, hablado con el BCE y con gente muy bien informada del corazón financiero. Quizá Grecia necesite otro gobierno de concentración”. La reflexión pertenece a uno de los banqueros más importantes de la Unión Europea, que no hace muchos días ha despachado con Draghi -presidente del BCE- y otros colegas que ocupan idénticos e influyentes puestos.

El financiero esboza la idea cuando los griegos llevan ya varios días de corralito. Ya era sabido que este domingo es la fecha límite para cerrar un acuerdo con el Gobierno de Syriza. Los altos cargos del Banco Central Europeo -con Mario Draghi a la cabeza- el superministro de Finanzas de Merkel, Wolfgang Schäuble y su joven correligionario Jens Weidmann -presidente del Bundesbank- la dirección de Goldman Sachs -el banco de inversión que certificó las cuentas falsas de Grecia para su ingreso en la UE- la de CityGroup, la de JPMorgan u otros bancos de inversión que manejan los mercados con las agencias de calificación de rating -que nos aprueban o suspenden a todos con dudosa objetividad- ni por un momento han olvidado que Alexis Tsipras es sustituible. Lo hicieron  en noviembre de 2011, al forzar la salida del desastroso socialista Yorgos Papandréu, que también pedía un referéndum. En su puesto pusieron a Lukás Papademos, uno de los suyos, presidente del Banco Central de Grecia. Que Papademos tuviera que ver con los falsos números de Grecia ante Bruselas y que no fuera elegido en elecciones, eran cuestiones menores frente a la posibilidad de que Grecia no pagara sus deudas a los arriba mencionados.

Este paper que tienen a mano los hombres de negro es un guión usado, con un título ordinario para tanto señor con corbata de Zegna o Armani: “Acojonemos a los díscolos sacudiendo a los griegos”. Subtítulo: “Ustedes, camareros del Sur y alguno del Norte -Irlanda- tomen nota de lo que les pasa a insensatos que votaron lo que no debían”.

El caso es que pese a lo burdo del mensaje, ha funcionado entre millones de ciudadanos que piensan en los desastrosos y vagos griegos a los que los españoles hemos prestado 26.000 millones de euros, según han repetido hasta la saciedad los ministros del Gobierno Rajoy. La pelea contra las mentiras y los matices no caben en este duelo tan desigual.

Pero en los bisbiseos que mantienen en los camerinos de Bruselas, Frankfurt, Londres o Nueva York han tenido que incluir un elemento nuevo al plan del golpe tecnocrático de hace cuatro años: el referéndum. El OXI -no- de los griegos a los planes de más austeridad, con veinte puntos de ventaja sobre el NAI, sí. Una cosa es elegir a otro Papademos si esta noche no hay acuerdo y otra distinta saltarse la voluntad del pueblo griego en un referéndum de hace una semana, hecho que sacó de quicio a toda la UE.

Habrá acuerdo filtran el FMI, el BCE y Bruselas (“la Troika” ahora “instituciones”). Pero si en el último momento el Gobierno de Tsipras se pone otra vez farruco y alardea de la legitimidad que le da el referéndum de la semana pasada, queda un segundo arma para defender la solución del tecnócrata redentor al frente de Grecia: la abstención en ese referéndum. Un 37,5% de personas se abstuvieron, frente al 62,5% de participación, cuando votaban 9.858.508 de griegos. Sumando los abstencionistas a quien votaron sí, el 38,69 ¿no se puede articular una campaña de falta de legitimidad de la consulta del 5 de julio? Pues claro. Que partidos como los comunistas del KKE apoyaran esa abstención y que el hartazgo del pueblo griego hacia los políticos, sean evidentes, son asuntos secundarios.

Los engranajes están perfectamente engrasados. Las televisiones griegas y los medios de referencia están en contra del Gobierno de Syriza y en una Unión Europea donde los grandes grupos mediáticos están participados o son propiedad de grupos bancarios o fondos de inversión, es fácil desacreditar la consulta del día 5 en caso de necesidad.

Pero todo esto es un guión fantástico basado en un plan B que no va a ser necesario utilizar, si las cosas transcurren como amanece este domingo. Librenos Zeus y los otros dioses del Olympo de creer en conspiraciones y complicidades internacionales entre neoliberales, profetas de la austeridad y los Goldmand Sachs, JPMorgan, Deutsche Bank o Standard&Poor´s. El que en los curriculum de los Draghi, Jens Weidmann -presidente del Bundesbank- Papademos, Monti y toda la élite, figure que trabajaron o se formaron en esos grandes grupos financieros no es más que una casualidad.

Fuente: Eldiario.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s